Web

Una pulsera y una app podrían controlar a la población tras el confinamiento

personas mirando el movil

Una pulsera y una aplicación (app) que podría estar desarrollada en un plazo inferior a una semana podrían controlar a la población libre de la Covid-19 en el retorno escalonado del confinamiento previsto por el Gobierno.

El Grupo CASFID ha desarrollado un proyecto de solución tecnológica de trazabilidad de población que permita, de forma fácil y accesible, realizar un seguimiento global de la población por parte de las autoridades o de empleados por parte de empresas.

El objetivo del proyecto, ha informado la empresa valenciana en un comunicado, es contener el virus y evitar una segunda oleada de contagios, gracias a los sistemas tecnológicos de identificación.

La tecnológica plantea que, con la realización de test masivos posteriores al confinamiento, se pueda realizar un seguimiento de las personas que han sido sometidas a pruebas para conocer la trazabilidad de cada una de ellas.

Así, gracias a las soluciones tecnológicas del Grupo CASFID enfocadas a la identificación de personas y que van desde pulseras con tecnología NFC hasta el desarrollo de apps específicas, los facultativos que realicen los test puedan cargar, de una forma sencilla, en el identificador de cada persona el nombre, apellidos, número de DNI y una indicación de la persona analizada donde indique estar fuera de contagio.

De esta manera, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, mediante una simple app que lleven instalada en sus dispositivos móviles, pueden controlar que estas personas son aptas para circular libremente, y podrían comprobar a su vez que sus datos personales coinciden con el de su DNI.

Desde el Grupo CASFID, empresa a la vanguardia de la identificación de usuarios en concentraciones multitudinarias con más de seis años de experiencia, garantizan que esta herramienta, que sería de máxima utilidad para autoridades y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, estaría desarrollada en menos de siete días.

A su vez, la compañía pone a disposición del proyecto toda la capacidad productiva de su fábrica de pulseras e identificadoresNFC en China.

Han incidido en que en algunos de los países donde mejor se está gestionando la epidemia como es el caso de Corea del Sur, las nuevas tecnologías están desempeñando un papel clave, a través de apps y soluciones relacionadas con la trazabilidad de ciudadanos.

El director ejecutivo del Grupo CASFID, Javier Juanes, ha explicado que esa identificación y trazabilidad de personas es algo que su empresa lleva haciendo “hace de un lustro en concentraciones de hasta 300.000 personas“.

“Por eso, tenemos el conocimiento, la tecnología y el potencial para ayudar a las autoridades a realizar un seguimiento completo de los ciudadanos para que la salida del confinamiento sea de forma competente y, así, frenar la expansión del coronavirus”, ha concluido.

Deja un comentario